Archivo de la etiqueta: Playground

64 Festival de San Sebastián: Jornada 4

Llegamos al cuarto día de festival y con ello casi a su ecuador, momento en que el ritmo empieza a hacer mella y las fuerzas flaquean, pero sólo queda reponerse ante la esperanza de nuevos destellos de genialidad entre la programación. Lamentablemente ese no fue el caso de la primera propuesta del día en la sección oficial, Lady Macbeth (William Oldroyd), que se basa en el relato de Nikolái Leskov para construir una película de época en la que la fastuosidad deja paso a un ambiente tenebroso y las habituales formas recatadas desaparecen en pos de las pasiones desatadas. Tras esos aires de cuento gótico y una factura visual impecable encontramos en cambio pocos alicientes para reivindicar el trabajo del director inglés.

ladymacbeth_fotopelicula_12697

El debate en torno a la moral volvió al festival de la mano de Playground (Bartosz M. Kowalski) aunque esta vez la cuestión gira en torno a las implicaciones morales de la forma de representación. La película polaca sigue el último día de colegio de tres niños, acercándose a su vida diaria y sus dudosas maneras de entretenerse, intentando atisbar alguna motivación para un desenlace final totalmente abyecto en el que el director decide alejarse de la acción en una decisión cobarde que revela un interés por disgustar al espectador sin proponer ningún discurso. El continuo juego al despiste y la decisión de espectacularizar ciertas situaciones revelan una postura más cercana al desprecio que al respeto hacia el espectador. El trabajo de un cineasta que parece no haber digerido la obra de Michael Haneke.

Nos trasladamos a la sección Perlas para sumergirnos en el nuevo trabajo del chileno Pablo Larraín, Neruda, un atípico biopic del poeta en el que la película parece empaparse del espíritu del personaje en lugar de limitarse a recrear un fragmento de su vida. El legado creativo de Neruda dirige un film con un interesante juego metacinematográfico en el que el relato persigue al propio narrador y cuenta con interesantes hallazgos en el terreno de la gramática visual, como las secuencias en las que una misma conversación se fragmenta en múltiples espacios. Quizás haya más poesía en esas secuencias que en la incesante voz en off de Gael García Bernal, cuya grandilocuencia unida a los excesos musicales que buscan crear la falsa idea de estar continuamente ante un momento sublime acaba haciendo que la película se derrumbe ante su pretendida grandeza.

neruda_fotopelicula_10784

La nota romántica de la jornada corrió a cargo de Porto (Gabe Klinger) presentada en la sección Nuevos Directores. Lo dulce y lo amargo se dan la mano en una película que recrea el encuentro de una pareja en la noche de la ciudad portuguesa, con un interesante juego de formatos para hablar sobre la puesta en escena de los recuerdos y la forma en que los revisitamos. Una acertada estructura y la ternura de sus imágenes transmiten el amor que se ha puesto en su elaboración y numerosas influencias cinematográficas proyectadas con voz propia.

Anuncios
Etiquetado , , , ,