Una película, un fotograma: Abrir puertas y ventanas

Tres chicas en una casa, comparten el tiempo entre actividades banales. Vienen y van, a ratos discuten, en ocasiones se cuidan. Sin duda hay algo que las une, pero también que las separa. Se percibe el aliento de un dolor huidizo, nunca verbalizado, que se atisba en los momentos de los que somos testigos. Con estos mimbres construye Milagros Mumenthaler ‘Abrir puertas y ventanas’, una película que se erige sobre tiempos muertos, ausencias y todas esas cosas que no se dicen, pero por ello no dejan de estar presentes.

Durante una llamada de teléfono de una de las chicas, la cámara recorre su habitación, permitiendo atisbar un armario lleno de objetos acumulados durante la infancia.

vlcsnap-2016-08-22-14h28m00s940

 

Posteriormente, una discusión entre dos de las hermanas desencadena en un portazo, que provoca la caída de todos los objetos del armario. Una imagen sencilla que sirve para ilustrar la carga del pasado y cómo los traumas que se intentan silenciar acaban saliendo a la luz de manera violenta. Un gran ejemplo de la capacidad narrativa de las imágenes sin necesidad de palabras.

vlcsnap-2016-08-22-14h27m01s054

 

Anuncios

Un pensamiento en “Una película, un fotograma: Abrir puertas y ventanas

  1. […] sin miedo a dosificar la información durante el metraje, como ya hiciera en su anterior trabajo Abrir puertas y ventanas. Se construye así una película que se entrega al público con total complicidad, y cuando esta […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: