LPA Film Festival: Jornada 2

La primera sesión de la sección oficial trajo hasta Gran Canaria Songs from the North, el documental de Soon-Mi Yoo que cuenta con el aval del festival de Locarno y su premio a la mejor ópera prima. Con éste trabajo la directora surcoreana realiza un acercamiento al siempre controvertido tema de la realidad de Corea del Norte, pero por suerte su mirada se aleja del sensacionalismo con el que se acostumbra a abordar la cuestión. El documental se construye a través de las secuencias que grabó en su visita al país, a menudo visto tras las cortinas, y fragmentos de obras de ficción que forman parte del imaginario popular norcoreano. A través de esos fragmentos podemos acercarnos al punto de vista de sus habitantes sobre su propia historia, a la vez que se produce un interesante diálogo a través de las texturas. Imágenes desgastadas, que acusan el paso del tiempo frente a un país que parece congelado en el tiempo. El documental mantiene un agradecido tono objetivo gracias a que la intervención de la directora se limita a algunos letreros con reflexiones propias y conversaciones con su padre sobre la historia del país. Queda para la reflexión un apunte en el que se plantea si para imaginar una Corea diferente no sería necesario imaginar unos Estados Unidos diferentes. La realidad de un país no siempre depende por completo de sí mismo. Resulta igualmente interesante prestar atención al diálogo que se produce con otra de las participantes en la sección oficial, Citizenfour, como representantes de dos formas opuestas de afrontar el género documental.

songs-from-the-north

La siguiente representante de la sección oficial fue Le Paradis de Alain Cavalier, una pieza de cine experimental en la que el director a través de formas cercanas al vídeo diario plantea reflexiones sobre el paso del tiempo, los cambios que afectan a nuestro entorno y memoria de forma inexorable a la vez que juega con las posibilidades de representación de las historias. Con la ayuda de juguetes y su propia voz en off pone en pantalla representaciones de fragmentos bíblicos y la Odisea de Homero, invitando al espectador a reflexionar sobre la importancia del encuentro entre imágenes y narración oral. Interesantes ideas que bajo su estructura esquiva y narración obtusa puede resultar una experiencia sin duda complicada para gran parte del público.

Pasando a la sección Panorama, tuvo lugar la proyección de P’tit Quinquin la miniserie de Bruno Dumont, en su formato maratoniano de 200 minutos. Esta serie llega apadrinada por la publicación francesa Cahiers du Cinéma, donde ocupó el primer puesto en su lista de mejores películas del 2014. Los titulares bien podrían nombrarla como la respuesta a la exitosa True Detective desde el prisma del absurdo, pues sus cuatro capítulos abordan una serie de truculentos asesinatos en un pueblo costero de Francia, que Dumont envuelve con un delicioso humor incómodo y cierta apología de la extravagancia, reforzado por un plantel de personajes realmente peculiar. El mal se presenta como algo completamente incomprensible, una característica tan inherente a nuestra sociedad que está presente desde el comportamiento de los niños pero que no nos escandaliza hasta que se materializa en otras formas más amenazantes. Por el camino surgen también píldoras de crítica social referentes a algunos de los temas más espinosos de la actualidad francesa, conformando un conjunto altamente estimulante pero sin duda pensado para una estructura episódica.

Quinquin

Centrando nuestra atención en el cine patrio volvemos a la sección Panorama España para encontrarnos con Sueñan los androides de Ion de Sosa, libérrima adaptación híbrida de Blade Runner y la novela original de Philip K. Dick. Se trata de una película profundamente marcada por las circunstancias, pues la necesidad de evitar cualquier referencia directa al original por carecer de los derechos obliga a apostar por una estructura basada en la sugerencia más que en la narración explícita. Resulta sin duda estimulante que una decisión estética basada en la falta de presupuesto, como es la de situar el futuro de nuestro planeta en el Benidorm de la actualidad, ceda la oportunidad de leer unas imágenes costumbristas a través del filtro de la ciencia ficción, sembrando la duda de qué es realmente necesario a la hora de crear una ambientación.

Finalizamos la jornada dentro de la sección Panorama con Le Chambre Bleue, tercera incursión en la dirección del actor Mathieu Amalric, en la que explora una investigación policial y el posterior juicio de una pareja de amantes desde el siempre esquivo punto de vista de su memoria. El relato se construye de manera fragmentada a partir de los recuerdos del protagonista ante las preguntas del juez, cuyo aletargado estado mental arrojan siempre una cierta duda sobre las imágenes mostradas, pero nunca cayendo en el engaño al espectador. La narración serpenteante y un montaje a la altura dan forma a una hermosa representación romántica y atormentada de lo que en otras manos podría haber sido un thriller sin mayor profundidad.

la-chambre-bleue

Anuncios
Etiquetado , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: