Atlántida Film Fest: semana 2

Sección Atlas

 Tom_a_la_fermeTom at the farm (Xavier Dolan): el nuevo trabajo del joven director canadiense, que una vez más escribe, dirige y protagoniza, presenta la inquietante historia de Tom, un chico que acude a visitar la familia de su novio antes de su entierro. Allí estrechará lazos con unas personas a las que apenas conoce y descubrirá que quizás no conocía a su pareja tan bien como creía. Dolan realiza un gran trabajo a la hora de desarrollar una historia delicada de personajes con un ambiente inquietante e incluso malsano, sin necesidad de ser explícito, dejando que las miradas y los silencios sean los que hablen, llegando a producir una poderosa incomodidad en el espectador. Pero lo más interesante es que esta sensación es bidireccional, y Dolan la utiliza para transmitir el sentimiento de tortura que pueden desarrollar algunas personas ante las reacciones que aún hoy en día se da en ciertos sectores de la sociedad frente a la homosexualidad. Nos encontramos sin duda ante un interesante ejercicio de estilo al servicio de una historia más cercana de lo que podría parecer a priori.

     Main_dans_la_mainMain dans la Main (Valerie Donzelli): seguimos con otro caso de director todoterreno con Valerie Donzelli, que también escribe y actúa en su última película, aunque con diferente resultado. La directora construye su relato de una historia de amor atípica ambientada en el mundo de la danza sobre una base débil, pues la amolda a su conveniencia durante el metraje, creando una sensación de inconsistencia realmente preocupante. La película avanza mediante una serie de tics formales (voces en off que vienen y van, abundantes montajes musicales o secuencias de estética analógica) que transmiten una sensación de improvisación a medida que se desarrolla la trama. Cuando el tiempo se agota, la película se apresura a buscar un cierre rápido que satisfaga al espectador ávido de emociones a toda costa. De esta manera, la película probablemente gustará al público que ha encumbrado películas como Intocable o Lo imposible, pues aunque las formas y el tono puedan parecer diferentes, los mecanismos que mueven a la película de Valerie Donzelli son esencialmente los mismos.

 

 Sección Oficial

  CastingCasting (Jorge Naranjo): comedia ligera con toques de drama que presenta una historia coral en torno a un grupo de personajes unidos por la convocatoria a un casting. Cada uno va acompañado por sus propios problemas personales, con los que intentará lidiar a lo largo de la dura jornada de selección. El trabajo de Jorge Naranjo resulta de la adaptación al largo de su serie de cortos con el mismo título en el que presentaba las pruebas de distintos personajes. Probablemente éste sea el detalle clave para analizar la película, pues ahí donde los cortos resultaban frescos y divertidos la película se vuelve rutinaria y fuerza los giros dramáticos para hacer avanzar la historia. Siguiendo esta línea cabría plantearse dónde está la línea que separa la película coral de la colección de historias sin relación que bien podrían haber funcionado como cortos independientes. Es entonces cuando se evidencia que muchas de esas historias no tienen consistencia propia y probablemente se hayan incluido con el único objetivo de alcanzar el metraje deseado. Por el camino Casting nos deja algunas actuaciones destacables (especialmente Esther Rivas) y apuntes de crítica a la industria, reivindicando la importancia de los actores, que en muchas ocasiones son considerados material desechable.

 La_tumba_de_Bruce_LeeLa tumba de Bruce Lee (Canódromo Abandonado): el colectivo Canódromo Abandonado, que realiza vídeos de tono humorístico en internet, ha rodado su primera película con un presupuesto de 6000€ conseguido mediante crowdfunding. Se han trasladado a Seattle para contar la historia de una pareja que acude a la susodicha ciudad con dos objetivos muy diferentes: ella para acudir a un seminario que resulta ser una estafa, y él decidido a visitar la tumba de su héroe, Bruce Lee. A partir de esta premisa se comienzan a suceder una serie de diálogos pretendidamente filosóficos y reveladores, que quizás a algún espectador le pueda resultar interesante, acompañado de situaciones absurdas que podrían hacer que la película se categorizara dentro del humor absurdo de no ser porque no existe el más mínimo atisbo de comicidad. Esto aderezado con la más absoluta falta de cuidado de la puesta en escena y el montaje llevan a pensar si la película y su crowdfunding no sería más que una excusa para que sus responsables pudiesen viajar a Seattle, localización en absoluto necesaria para el rodaje salvo por una única escena. Como si de algún tipo de broma se tratara, Canódromo Abandonado parece haber estafado a sus mecenas al igual que le sucede a la protagonista de la película.

 toastmasterToastmaster (Eric Boadella): Alek, un joven Armenio aficionado a rodar cada día en busca de historias fascinantes, visita a su tío Kapriel, con el deseo secreto de desenterrar alguna historia sangrienta de su pasado que le brinde la gran película que siempre ha querido. Con este punto de partida el catalán Eric Boadella construye una película que mezcla de forma hábil el humor costumbrista con una tierna sensibilidad dejando que el drama asome ocasionalmente con naturalidad. En su discurso se mezclan la reivindicación de las tradiciones familiares y la importancia de no perder de vista nuestros orígenes y una reflexión sobre las posibilidades del cine para crear historias inexistentes o quizás sacar a la superficie sombras que permanecen ocultas.

 Reset-Reset (Pau Martínez): es difícil hablar de una película como Reset, en la que apenas encontramos nada rescatable. Cuatro adolescentes internados en un centro se someten a las novedosas técnicas de un psiquiatra para superar sus diferentes traumas, en la enésima película que intenta adoptar el género de terror comercial para el cine patrio. Con un guión rutinario, tanto como la forma de recitar los diálogos por parte de los actores (ni siquiera los adultos actúan de forma convincente, haciendo que uno se plantee la necesidad de un casting tan duro como el de la película de Jorge Navarro) elaborado a base de clichés y una trama que en los casi 80 minutos que dura necesita apoyarse en secuencias de puro relleno, Reset cae en el mayor de los pecados de una película de terror: provocar la risa en el espectador cuando sus protagonistas están sufriendo. Y es que de manera involuntaria Reset es más divertida que La tumba de Bruce Lee, algo que no dice nada bueno de ambas películas y desvirtúa la sección oficial del festival.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: