Atlántida Film Fest: semana 1

Aquí llega la primera de las reseñas sobre el Atlántida Film Fest de Filmin, en las que analizaré las películas que haya visto durante la semana, diferenciando las secciones de las que se compone el festival.

Sección Atlas

Esta sección aglutina 21 títulos inéditos en nuestro país que han recibido reconocimiento en diferentes festivales internacionales, con representación de países como Islandia, Francia, Singapur o Estados Unidos. Sin duda una interesante manera de tomar el pulso a ese cine que se hace en otras partes del mundo pero difícilmente llega a nuestras pantallas.

       L'inconnu du lac posterEl desconocido del lago (Alain Guiraudie): película inaugural del festival, que venía precedida por el reconocimiento de mejor director en la sección “Una cierta mirada” de Cannes y haber encabezado la lista de mejores películas del pasado año para la revista Cahiers du cinéma. Guiraudie nos presenta una interesante mezcla de géneros ambientada en una zona de cruising junto a un lago, donde lógicamente  la temática gay tiene una importante presencia, con escenas de sexo explícito, pero es capaz de plantear reflexiones   universales. La muerte  de un hombre en el lago pone a prueba las relaciones de los habituales de la zona, rompiendo el débil equilibrio del microcosmos allí  existente, cuando la policía comienza a investigar e incluso pone en cuestión sus costumbres. La película nos deja algunas interesantes reflexiones en torno a la amistad y la pasión, así como un poderoso ejercicio de manejo de la tensión con algunas escenas realmente sobresalientes, para aquel espectador que sepa ver más allá de los desnudos y las escenas de sexo.

Of-Horses-and-Men-poster        De caballos y hombres (Benedikt Erlingsson): curiosa película islandesa que nos cuenta, a modo de amalgama, la historia de un pequeño poblado lleno de extraños personajes cuya vida gira en torno al equino del título. Nos encontramos ante la historia de una serie de personajes aislados y taciturnos, probablemente fruto de las circunstancias, pues en muchas ocasiones sus interacciones se limitan al reflejo del sol en la  lente de unos prismáticos al otro lado del valle. La película alterna hábilmente fragmentos de humor grueso, con fina  ironía e incluso momentos enternecedores, a través de un uso mínimo del diálogo y una sencilla puesta en escena, dejando un interesante mensaje sobre la interacción del ser humano con la naturaleza y cómo en el fondo, no somos tan diferentes a esos animales que intentamos dominar.

Upstream color

     Upstream Color (Shane Carruth): el segundo trabajo de Shane Carruth tras Primer es una inclasificable película que mezcla la ciencia ficción y el existencialismo de manera realmente original y hermosa, con imágenes realmente arrebatadoras y una historia retorcida como poco. Carruth confía plenamente en la capacidad comunicativa de las imágenes y los sonidos (el verdadero lenguaje del cine al fin y al cabo) prescindiendo en lo posible da la palabra, haciendo uso de un montaje único y evocador. Aquí se encuentra el mayor valor de una película que muchos despreciarán porque “no se entiende” o quizás la consideren “pretenciosa” pero personalmente la considero una magnifica reivindicación de cierto cine que corre el riesgo de perderse.

    almost in loveAlmost in love (Sam Neave): la película se promociona como un gran hallazgo al estar compuesta de dos planos secuencia de 40 minutos en los que cuenta, supuestamente, la historia de un triángulo amoroso. No hace demasiado hablamos en Reencuadres sobre el plano  secuencia y los peligros que conlleva. Pues bien, ésta película parece un estudio de cómo no utilizar este recurso, pues no resulta nada práctico junto al tipo de historia que se quiere contar y produce un resultado completamente impostado. En el primero de los casos nos encontramos ante una cámara flotante que vaga  por la escena, usando constantes zooms mecánicos para conseguir un primer plano, o se pierde en encuadres momentáneamente vacíos en busca de un supuesto ritmo ágil. En el segundo de los planos, rodado cámara al hombro, la sensación parece estar algo más integrada, aunque seguimos encontrándonos con secuencias vacías que parecen hacer tiempo hasta llegar a lo que se quiere contar. De esta manera, el verdadero protagonista de la película parece ser el director tras la cámara en lugar de lo que sucede delante de ella, lo que nos impide acercarnos a los personajes y su historia, que por otro lado carece de verdadera fuerza.

Sección oficial

En esta sección se encuentran 17 filmes hispanoamericanos que han estado presentes en distintos festivales y aún no han sido distribuidos en nuestro país, brindándonos una oportunidad de conocer un cine que se mueve en los márgenes de la industria, tanto en nuestro país como al otro lado del océano.

     estos-diasEstos días (Diego Llorente): estreno en el largo del joven director nacido en Asturias, en la que cuenta una historia sencilla en la que cualquier espectador se podrá sentir identificado. Mediante un estilo sobrio y casi casual, Llorente cuenta la historia de la ruptura de dos jóvenes veinteañeros y cómo continúa su vida tras ese momento. La película capta muy bien el devenir de la vida de muchos jóvenes actualmente, sin un rumbo fijado y que van improvisando en busca de su futuro, a menudo pasando el día a solas sin más compañía que la de su ordenador, el móvil o una radio que suena de fondo. Los protagonistas navegan entre la cotidianidad más anodina y las pequeñas alegrías que se esconden en ese devenir, y de igual manera parece funcionar la película, alternando algunas secuencias casi vacías con otras sorprendentemente expresivas, en las que una sensación inquietante se filtra a través de imágenes que representan momentos supuestamente felices. Sólo por esa capacidad de sugerir mediante gestos y un determinado tono vale la pena seguirle la pista a este joven director.

     RealMovie-409640020-main#RealMovie (Pablo Maqueda): el movimiento #Littlesecretfilm (impulsado precisamente por el director de esta película) ha creado cierto movimiento en la industria audiovisual de nuestro país, animando a jóvenes creadores a rodar películas con unas condiciones económicas y de tiempo llevadas al mínimo, favoreciendo en muchas ocasiones la creatividad y el juego con los géneros. Ahí tenemos casos como Obra 67 de David Sáinz o Todos tus secretos de Manuel Bartual, capaces de trascender más allá del proyecto en que se encuadran. Sin embargo nos encontramos con otra cara de la moneda, en la que el simple hecho de estar rodada en esas condiciones parece dar carta blanca al producto final, provocando que el espectador reaccione con cierta indulgencia. Ése es el caso de esta película, cuyo armazón es bastante débil y se sostiene por el trabajo de dos grandes actrices, que incluso participaron en la creación de los diálogos y cubriendo las lagunas que se encontraban en el guión a medida que rodaban. Ni las innecesarias referencias explícitas a ciertas películas o la inclusión de las redes sociales sin ningún atisbo de discurso a propósito de ellas sirven para reforzar un trabajo que se nota poco madurado. En la resolución de la historia podría entreverse una crítica a la falta de ideas de una industria entregada al negocio de las secuelas y remakes, pero en vista de los antecedentes, podría tratarse realmente de falta de ideas por parte de los propios responsables de la película.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: